Belleza y estilo

Cuídate del daño por maquillaje

Cada día al despertar el mismo ritual: limpia tu cara, pon una base, aplica una sombra, delinea tus ojos, pon el rímel, pon el blush, delinea los labios y ponte el labial.

Maquillarse se ha convertido en un hábito, una tarea mecánica que hacemos todos los días para darle una mejor cara al mundo… Pero, ¿te has puesto a pensar qué le estás haciendo a tu piel cada vez que le aplicas estos productos cosméticos?

Aquí te explicamos cómo afecta el maquillaje excesivo a tu cuerpo:

  1. Exceso de grasa: algunos cosméticos están hechos con petrolato, una grasa animal que tapa los conductos pilo-sebáseos, estas vías son la salida de la grasa. La consecuencia, una piel grasosa.
  2. Acné cosmético: muchos productos cosméticos tienen sustancias llamadas “comedogénicas”, estos ingredientes no permiten el paso del oxígeno a través de nuestros poros y provocan el brote de puntos negros y acné.
  3. Procesos hormonales: un estudio de la Universidad de Washington, aplicado a 5 mil mujeres, reveló que aquellas que usan cosméticos en grandes cantidades llegaban a la menopausia en promedio 2 años antes, esto debido a la gran cantidad de químicos presentes en el maquillaje.
  4. Cuidado con los ojos: el uso de delineadores y rímel puede dejar partículas en nuestros ojos. Estos residuos pueden provocar alergias, irritaciones e incluso infecciones. Estos productos dañan gradualmente la película lagrimal, dañando también nuestra visibilidad.
  5. Piel sensible: el uso exagerado de maquillaje puede hipersensibilizar a tu piel. Esto la deja vulnerable ante alergias y rosácea.

¿Mi piel y mi maquillaje pueden ser amigos?

No todo es tragedia cuando se trata de maquillaje. Existen algunos consejos que puedes seguir para que los cosméticos sean aliados de tu salud:

  • Evita cosméticos cuya base esté hecha de perfumes, metales y colorantes.
  • Utiliza maquillaje hipoalergénico que no esté compuesto por grasas.
  • Renueva tu maquillaje constantemente, los productos viejos son vulnerables a bacterias. Esto puede ocasionar infecciones en tu piel.
  • Siempre utiliza desmaquillante para limpiar tu rostro. El uso de humectantes tradicionales solo agregará más grasa a tu cutis.
  • Trata de transpirar lo menos posible con el maquillaje aplicado. El sudor aumenta la absorción de los químicos, es indispensable que el maquillaje sea retirado en las noches.

El curioso mundo del maquillaje

Te dejamos con algunos datos curiosos del maquillaje que tal vez no conocías:

La palabra cosmético viene del término “kosmos” que significa orden o belleza.

Muchas sustancias han sido utilizadas a lo largo del tiempo para crear cosméticos, incluidos escarabajos para esmalte de uñas.

Se prospecta que el primer barniz de uñas fue usado en China, 3000 años a.C.

Antes de que existiera el rubor las mujeres se daban fuertes pellizcos para obtener ese color rozagante.

Recuerda que la belleza y la salud jamás deben estar peleadas.

Compártenos tus experiencias y comparte bienestar con Wellzen en nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *